Cafe historia y origen

Cafe Origen y expansión

Hace más de 3 mil años, en las montañas de Abisinia, lo que hoy es Etiopía, en el norte de África, un joven pastor de origen árabe de nombre Kaldi, observó una tarde de qué forma sus cabras actuaban de una manera extraña, corriendo y dando saltos como locas, después de comer y degustar arbustos de frutos colorados. El suceso siguió por ciertos días y en las noches todo el rebaño parecía haber perdido el sueño. Las cabras se perseguían unas a otras y no dejaban de estar inquietas a la luz luna.

El pastor, intrigado con lo que ocurría, llevó muestras de hojas y frutos a un monasterio próximo llamado Cheodet, donde los frailes por curiosidad pusieron los granos a cocinar. Al probar la bebida la hallaron de tan mal sabor, que no dudaron a lanzar a la fogata lo que quedaba en el recipiente. Mas los granos, conforme se quemaban, despedían un agradable aroma que fue invadiendo la habitación y se soprendieron. Procuraron entonces regresar a preparar una bebida con los granos torrados y, maravillados con el desenlace, el Abad del monasterio le dio el nombre de Kaaba, que en árabe desea decir “piedra hermosa de color café”.

Asi es como hoy en dia nos despertamos y lo primero que hacemos es tomarnos un rico cafe 100% colombiana  para ir a trabajar.

exquisito cafe colombiano

exquisito cafe colombiano

Conforme cuenta la historia legendaria, los frailes al tomar unas gotas del fantástico elixir y por vez primera, sus oraciones no fueron en voz suave y apacible sino más bien llevadas a coro con alegría. Desde ese momento, la costumbre se hizo la regla y día a día a la hora del rezo los frailes se tomaban una taza de Kaaba hoy en dia conocido como cafe.

El secreto de la bebida encantadora (cafe) lo guardaron los árabes a lo largo de mil años. Ellos como mercaderes hicieron de este fruto un motivo de atracción a nivel mundial para los viajantes y mercaderes europeos que descubrieron que el cafe era una bebida de gran calidad y daba energias.

Cara el siglo 17, el cafe entró al puerto de Venecia en Italia, pasó entonces a Holanda, Francia, Inglaterra y Alemania, y se propagó el consumo por toda Europa. Mas la expansión del cafe como cultivo la comenzaron los holandeses para no tener que depender de los árabes. El primero fue N. Witizen, un mercader holandés quien consiguió conseguir unas semillas de cafe que llevó a la vieja Batavia (famosa hasta el día de hoy como Yakarta en la República de Indonesia). Así Holanda llegó a dominar la producción mundial de cafe ya que su exquisitez gustaba a todo el mundo .

Cara mil setecientos catorce se piensa que los holandeses trajeron las primeras semillas de cafe a América, precisamente a la Guyana holandesa, el día de hoy Surinam, y desde esas semillas se extendió por diferentes medios a otros lugares del continente americano como Brasil, Centro América, Venezuela y Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *